beeztees Zac con hierba gatera cojín de juego para gatos

1 unidad
Cojín de juego para gatos, de piel de oveja artificial y con cola de pelo, relleno de hierba gatera aromática, rellenable, tamaño: 7 cm aproxContinuar
Ficha de producto
¡nuevo!
beeztees Zac con hierba gatera cojín de juego para gatos
beeztees Zac con hierba gatera cojín de juego para gatos
beeztees Zac con hierba gatera cojín de juego para gatos
beeztees Zac con hierba gatera cojín de juego para gatos
Escoge el producto
1 unidad1914299.0
Precio normal 6,49 €
rebajado a 5,52 €

Entrega: 2-5 días laborables

seguir leyendo

Todos los precios incluyen IVA

Ver gastos de envío

Ficha de producto

Cojín de juego para gatos, de piel de oveja artificial y con cola de pelo, relleno de hierba gatera aromática, rellenable, tamaño: 7 cm aprox

El cojín para gatos beeztees Zac con hierba gatera ofrece una experiencia de juego natural y estimulante para tu gato, gracias a su diseño de alta calidad y su irresistible aroma a hierba gatera.

Fabricado con piel de oveja artificial y una cola de felpa, este cojín hará que tu gato se sienta como si estuviera cazando una presa real. Además, está relleno de hierba gatera, lo que atraerá incluso a los gatos más apacibles para que muestren su lado salvaje. La forma del cojín también es perfecta para que tu gato lo agarre con sus patas delanteras y lo patee con las traseras, proporcionando horas de diversión.

Características:

  • Cojín de juego mullido para gatos, ideal para enriquecer su entorno de juego.
  • Hecho de piel de oveja artificial y con cola de pelo para un aspecto realista.
  • Relleno de hierba gatera, que estimula el instinto de caza de tu gato.
  • Se puede rellenar con hierba gatera fresca (recambio no incluido) para mantener el interés de tu mascota.
  • Forma perfecta para que tu gato lo agarre y patee.
  • Color: blanco.
  • Material: vellón (poliéster), algodón, hierba gatera.
  • Dimensiones: 7 x 2 x 1 cm (largo x ancho x alto).

Nota: Supervisa a tu mascota mientras juega con este juguete y revisa regularmente su estado para detectar posibles daños o piezas faltantes que puedan representar un riesgo.